Estuve revisado mi nevera para ver si algo se estaba dañando o si había algun ingrediente para una receta. Encontré una cabeza de brócoli y pense en replicar la receta de las Tortillas de Coliflor y hacerla con el brócoli.

El brócoli es rico en agua. Contiene macronutrientes como proteína vegetal, hidratos de carbono y un bajo contenido de grasas. Aporta fibra, potasio, calcio, magnesio, vitamina C, E, B3, B1 entre otras vitaminas y minerales.

Esta receta por el momento no tiene video, pero les dejo el video de las tortillas de coliflor, ya que es el mismo principio, cambiando el coliflor por brócoli.

A diferencia del coliflor, el brócoli si tiene un sabor característico, por lo que decidí agregar queso cheddar a la receta para que tuviera aún más sabor (Vamos, brócoli y queso cheddar.. ¿Qué podría salir mal?)

RECETA

Rinde 12 tortillas

1 cabeza de brócoli
2 huevos
1/4 taza de queso cheddar rallado
¼ taza de cebollina
sal y pimienta al gusto

PROCEDIMIENTO

  1. Cortar y limpiar la cabeza de brócoli.
  • Procesar el brócoli hasta lograr que parezca una especie de arroz. Si no tienes procesador puedes rayarlo y obtienes el mismo resultado.
  • En un envase que aguante calor, colocar el brócoli con dos tazas de agua y llevar al microondas por 5 minutos.
  • En una vasija con un colador, hechar el brócoli y dejar que se enfríe.
  • Una vez frío procede a escurrir la mayor cantidad de agua que puedas. Puedes usar solamente el colador, una toalla de cocina o en mi caso una tela de hacer quesos. Este es uno de los pasos más importantes ya que necesitamos asegurar que el brócoli quede lo más seco posible.
  • En un envase mediano colocar los huevos, cebollina, sal y pimienta. Si vas a utilizar alguna otra sazón, este sería el paso en donde lo agregues (por ejemplo: comino, ajo en polvo, paprika o tu especie favorita).  Este es el paso que en el video hice al revés. En la vasija en donde tienes el brócoli, hecha poco a poco la mezcla de huevo hasta obtener la textura que necesitamos. La textura debe ser húmeda, pero debe ser lo suficientemente compacta como para mantener su forma si la haces bolita.
  • Con ayuda de una cuchara para helado o medidor coloca la mezcla sobre una bandeja con papel para hornear o silicón y aplástalo con la mano para lograr la forma y el grosor de tortillas. Trata que todas queden lo más parejas posibles para que el tiempo de cocción sea el mismo.
  • Colocar la bandeja en un horno precalentado a 250°C por aproximadamente 12-15 minutos, o hasta que veas que los bordes estan dorados y la superficie esté seca.
  • Sacarlos y dejarlos enfriar.

Una vez fríos puedes aplirarlos utilizando papel encerado de por medio y guardarlos en tu nevera por una semana, o congelarlas hasta que vayas a usarlas o comerlos de inmediato con tu relleno de tacos favorito.

Recuerda dejar tus comentarios, me encantaría saber si has probado esta u otra receta y cual te gustaría que hicieramos.

Disfruta tu vida Bocado a Bocado

Ana P.