La miel es un producto con cualidades medicinales producido por abejas a partir de flores o secreciones de algunas plantas.

Si te gusta la miel de abeja, esta es una joyita en Boquete que no puedes dejar de conocer.

Emily Haworth es una botánica de Irlanda que llegó a Panamá hace cinco años. Su finca Boquete Bees tiene 3.5 hectáreas y es donde puedes encontrar La Casita de la Miel.

La Casita de la Miel produce miel a partir de las abejas que viven en el bosque y ecosistemas que rodean el Volcán Barú. En esta área hay gran variedad de biodiversidad de plantas silvestres que permite que la miel producida sea de una calidad envidiable.

Cuentan con un tour que incluye visita al mariposario, a algunas colmenas y a los cafetales. Lo ví tan completo que no pude pasarlo por alto.

Empezamos el recorrido pasando primero por el aula de cata donde probamos aproximadamente 20 tipos de mieles natural e infusionadas para poder percibir las características de las mismas. En total cuentan con un catálogo de unas 40 mieles.

Con la variedad de mieles y de mieles infusionadas mi único problema fue escoger cual me traía a casa.

Luego pasamos por el mariposario, en honor de Ralph Dessau, señor danés que vivía en Boquete. Donde cada una de las especies (aproximadamente 40) necesita plantas diferentes como "anfitrión" lo que hace que sea un espacio biodiverso y lleno de vida.

Mientras nos explicaban la función de las mariposas en el ecosistema, tomábamos fotos y descubríamos la variedad de colores y tamaños que tienen estos insectos. Mi favorita fue la "mariposa transparente".

Greta Oto

Además, puedes recorrer los cafetales que tienen en su finca y aprender el proceso del cultivo del café, secado y empacado (también tienen un tour de café + cata).

Cafetales

Es una experiencia diferente, recomiendo hacerla y llevar zapatillas ya que estarás caminando en bosques.

El tour acaba en el gift shop donde tendrás que tomar la decisión más importante: ¿Cuál miel me llevo?

Ya estoy contando los días para regresar y comprar todas las mieles que no pude traer a casa.

Gracias a Boquete Bees por el tour.