El maracuyá es una fruta tropical que se distingue por ser ácida y aromática. Existen varios colores y tamaños de esta fruta. Se dice que la fruta morada es procedente del sur de Brasil, mientras que la amarilla es de procedencia desconocida.

Maracuyá

Fue comercializada por primera vez en Australia, y en Hawaii fue desarrollada como un cultivo.

Hay muchas maneras de disfrutar de esta fruta, ya sea en jugo, mermeladas, elaboración de dulces o salsas.

Primero lo primero, necesitamos saber como escoger nuestra fruta. El maracuyá cuando esta maduro se arruga, es lo que buscamos, en el mercado lo encontraremos con la superficie lisa, no hay ningún problema ya que en 1-2 días se maduran. También tener en cuenta su peso, mientras más pesada sea la fruta más pulpa tiene en su interior. El color no afecta el sabor por lo que estos son los dos factores que queremos: piel arrugada y fruta pesadita.

Ahora, hay dos maneras de hacer un jugo de maracuyá. La manera en la que siempre la he hecho es cortando la fruta a la mitad, sacando la pulpa y descartando la cáscara. La pulpa la hechas en una licuadora con agua y azúcar al gusto, licuas y luego cuelas DOS o TRES veces para descartar las pepitas.

Con este método se desperdicia mucha fruta ya que terminas descartando pepas y cáscara (que es comestible) así que les tengo el segundo método.

En el mercado, conversando con la señora que me vendió la fruta me dice que la mejor manera para no desperdiciar la fruta completa es HERVIRLA con la cáscara y luego licuar todo. Quedé en shock al enterarme que podía hacer eso, y quedé con la intriga.

A los dos días cuando maduraron mis frutas me puse manos a la obra y mi sorpresa fue grata, el experimento fue exitoso, por lo que les comparto la receta.

Jugo de Maracuyá
Método hervido

Ingredientes

6 maracuyas
2-3 litros de agua
Azúcar o endulzante de preferencia al gusto

Procedimiento

  1. Poner a hervir el agua
  2. limpiar las frutas y cortar en 4
  3. Cuando el agua hierva, hechar las frutas (cáscara, pulpa, semillas, TODO) y dejar hervir por 15 minutos aproximadamente o hasta que la cáscara este suave.
  4. Cuando la cáscara esté suave, pasar las frutas a una licuadora (con cuidado) y verter parte del agua en la que hirvió (por eso es importante haber lavado antes)
  5. Sin cerrar completamenta boquilla de la licuadora, bate poco a poco hasta deshacer toda la fruta.
  6. Colar
  7. Con el agua que queda, licuar para desprender las semillas restantes y colar con el resto.
  8. Colar de dos a tres veces, para descartar pepitas que puedan quedar.
  9. Endulzar mientras esté caliente para que la azúcar se pueda disolver
  10. dejar refrescar, enfríar y disfrutar.

** Lo ideal es hervir en 2 litros de agua, de esta manera te sale un sabor más concentrado. Al momento de licuar y endulzar, si necesitas, colocas un poco más de agua.

maracuyá por dentro

Espero que les haya gustado esta receta. Si la hacen o si tienen tips que no he mencionado por favor hazme saber!

Sígueme en @foodtrippingpty

Un beso,

Ana P.