El 2020 vino muy rápido y vino con muchas dificultades. Con la situación de salud actual muchas personas están comprando por pánico y no necesariamente a consciencia.

Si bien es cierto, no sabemos que nos depara el futuro con nuestras compras, y es por eso que muchas personas han comprado muchos productos de más. Sin entrar en este tema, me gustaría poder dar algunos consejos de como conservar comidas para tener un stock disponible en caso que las cosas se pongan más difíciles.

Primero, es importante que hagas una lista con los productos que tienes en casa (vegetales, carnes, latas, frascos y refrigerados) una vez que tengamos un inventario sabremos que comprar.

Los alimentos perecederos como los vegetales y frutas serán los primeros en agotarse, por lo cual será necesario tomar medidas de conservación para asegurar longevidad.

En este post les contaré sobre mi experiencia CONGELANDO.

Probablemente al pensar en congelar, piensas que es lo más fácil. Estarás sorprendido del cuidado que lleva si buscas los mejores resultados.

Y si es tanto problema, ¿Por qué congelar? Al congelar  ayudas a mantener el contenido vitamínico, color, sabor y texturas. Algunos hasta van a retener los beneficios nutricionales que cuando frescos.

UNO. Es mejor congelar temprano, cuando tus productos siguen frescos. Todos los productos perecederos empiezan a perder valor nutricional al momento que son cosechados, al congelarlos, frenas este proceso.

DOS. Si estás utilizando un freezer secundario al que usan a diario los alimentos pueden durar hasta 6 meses (ya que no se abre tan constante y no pierde frío). En el freezer de todos los días, los alimentos pueden durar unos 3-4 meses.

TRES. Es importante etiquetar TODO lo que congelas con NOMBRE Y FECHA. Esto no solo lo aprendí trabajando en restaurantes, si no que es una medida que he adoptado en casa. Si las personas saben lo que hay es más probable que se utilice y que no se te eche a perder. Puedes escribir entes de llenar las bolsas o pegar un tape con la información.

CUATRO. Antes de congelar cualquier cosa que has cocinado (sopa, arroces, carnes, etc.) asegúrate de que estén fríos para prevenir que suden y se convierta agua alrededor afectando el resultado al descongelar.

CINCO. El aire es el enemigo en tus congelados. Es necesario que utilices tupperware especial para congelar y llenarlo lo más posible para evitar burbujas de aire. De esta manera dura hasta 1 mes, planea tus comidas pensando en tus congelados.

SEIS. Al usar bolsas tipo ziploc, asegúrate de que sean designadas para "congelar" ya que son más resistentes y cuidan a la comida de quemarse. En estas bolsas puedes congelar líquidos y sólidos, solo asegúrate de sacarles todo el aire al cerrarlos. Recomiendo congelar de manera aplastada todas las bolsas, así ocupa menos espacio y al descongelar es más rápido. Las bolsas que han sido utilizadas en frutas o vegetales se pueden lavar y reutilizar. Las que han sido usadas con carnes no lo recomiendo.

SIETE. Recomiendo congelar por porciones. Si eres una sola persona, o una familia completa. Una vez descongelado no es recomendable volver a congelar ya que se rompe la cadena de frío. Congelando por porciones aseguras que no te sobre mucha cantidad que "guardarás" y se te hecha a perder.

Estos son los 7 tips que he aprendido en los últimos años cocinando en casa, trabajando en restaurantes y viviendo con más personas.

Ahora que eres todo un experto en "congelación" en el próximo post estaré dandoles tips para congelar lo que ya tienes en casa.