Esta receta es genial para tener en cuenta al momento de preparar tus snacks, ya que es fácil de hacer y, sinceramente, es deliciosa. También puedes disfrutarlas en el happy hour que tengas este fin de semana ya que tienen un toque picante y van perfecto con unas cervecitas o cócteles.

Esta receta, aparte de ser deliciosa, está llena de beneficios ya que tiene diferentes especias.

Como les he comentado en recetas anteriores, las almendras tienen antioxidantes, ayudan a controlar el azúcar en la sangre, ayudan a disminuir la ansiedad y el hambre y en general son buenas aliadas en la perdida de peso.

El aceite de oliva  ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

El ajo en polvo ayuda a disminuir el colesterol y fortalecer el sistema inmune.

La paprika aporta a la aceleración del metabolismo y ayuda a reducir la ansiedad.

La pimienta de cayena ayuda a prevenir la migraña, apoya a la digestión y estimula la circulación.

La canela (de mis favoritas) ayuda a desintoxicar, bajar la glucosa de la sangre, adelgazar, regular la menstruación y, además, ayuda contra la indigestión.

Ingredientes

aproximadamente 8 raciones

2 taza de almendras
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharaditas de ajo en polvo
2 cucharaditas de paprika
1 cucharadita de pimienta de cayena
1 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de sal

Procedimiento

  1. Precalentar el horno a 225°C.
  • Mezclar todos los ingredientes en un bowl hasta que todas las almendras se encuentren cubiertas.
  • Colocar las almendras sobre una bandeja con parchment paper y hornear por 15-20 minutos, hasta doraditas. Revolver a la mitad del tiempo.

Tips

  • Al momento de revolver, mantente atento a las almendras ya que en esos minutos pueden pasar de horneadas a quemadas bastante rápido.

Espero que les guste esta receta! Si tienen algún comentario, idea o quisieran que hiciera una receta no duden en comentar.

Tripea tu vida Bocado a Bocado,
Ana P.